breaking news

Alza del precio del cobre impulsa optimismo para 2018 : expectativas para PIB llegan a 4%

agosto 24th, 2017 | by dConstruccion
Alza del precio del cobre impulsa optimismo para 2018 : expectativas para PIB llegan a 4%
Minería
0

Aunque los rangos de estimación van desde un magro 2,2% a un optimista 4%, lo claro es que la mayoría de los analistas ha ajustada al alza sus proyecciones motivados por el metal rojo que ayer se mantuvo al borde de los US$3 la libra.

La alta volatilidad del precio del cobre está incidiendo en los análisis internos y ya hay varios expertos que están anticipando una mejoría del Producto Interno Bruto (PIB) en 2018 empujados por este factor.

Este cambio de escenario se observó en el último informe del Consensus Forescasts que proyectó un mayor crecimiento a 2,8% promedio el próximo año, después de tres meses de mantener ancladas las expectativas en un 2,7%. Una muestra similar se evidenció en la Encuesta de Expectativas Económicas del Banco Central entre analistas de la plaza que tras varios meses de una trayectoria de ajuste hacia la baja, en agosto la elevó de 2,5 a 2,6% para 2018.

Esta visión más optimista respondería a juicio de los expertos a dos acontecimientos que se han ido materializando en los últimos meses: el alza sostenida del precio del cobre que ayer cerró en US$ 2,97 la libra, y en la mayor probabilidad de que el próximo Presidente sea Sebastián Piñera a quien se considera más inclinado a favorecer la inversión.

“Hoy mi proyección de crecimiento para el próximo año es de 3,5%. Detrás de esta alza está un cambio de gobierno lo que generará un cambio en las expectativas lo que repercutirá en una recuperación en la inversión. A esto se sumara el alza del precio del cobre que en mi escenario debería mantenerse”, indica el académico de la universidad de Chile, Alejandro Alarcón.

Una estimación un poco más baja, pero igual más alta interanualmente anticipa el ex presidente del Banco Central, Vittorio Corbo, al esperar un crecimiento del PIB este año entre 1,2% y 1,5%, y entre 2% y 3% para 2018. “El principal riesgo es que las expectativas no se recuperen aunque el escenario externo ha mejorado para Chile: términos de intercambio más favorables, mejores condiciones financieras y una recuperación de Europa sólida”.

Por su lado, el ex ministro Felipe Morandé sitúa la expansión entre 2,5% y 3% en 2018 dependiendo del escenario electoral y de que el cobre permanezca en niveles elevados. “En esta mejoría hay dos drivers. Uno es el alza que se ha visto en el precio del cobre y que se cumpla la perspectiva de que se sitúe en torno a US$3 en 2018 con lo cual se podrían reactivar inversiones en el sector; y el segundo, es la consolidación de Piñera como eventual ganador de las elección, eso anima al sector privado”.

Menos optimista se encuentra el analista de Chile 21, Eugenio Rivera, quien advierte mejores perspectivas en la Unión Europea con un relajamiento de la política monetaria y un repunte leve de China, pero no lo califica de permanente. “Creo que hay mejores perspectivas, sin embargo son perspectivas que no son lo suficientemente fuertes como para esperar un crecimiento importante de países como Chile tan dependientes de la situación internacional”, recalca.

 

LarrainVial por arriba

Entre los analistas el más optimista es LarraínVial ya que entre las 16 entidades que responden la encuesta de Consensus figura con la proyección más alta en el informe de agosto, con un 4% para 2018, muy lejos de los segundos -Security, JP Morgan y Oxford Economics- con una estimación de 3,1%.

Entre los que mantienen el rango más bajo estaba Capital Economics con un 2,2% y BBVA con 2,4% de crecimiento esperado en 2018.

Cabe recordar que hace un tiempo que Larrain Vial está anticipando un repunte del precio del cobre a US$3 y que espera que pueda alcanzar los US$3,6 en 2018. Esto basado en que a 3 años el consumo global de este metal aumentaría en 6,7%, es decir, 2,2% anual menos que el crecimiento del PIB global debido a una mayor demanda de China y de los autos eléctricos que consumen 60 Kg más de cobre que uno tradicional a combustión interna. “En este entorno, el balance sería del orden de un déficit de -240.000 TM en 2017, déficit de -100.000 TM en 2018, déficit de -347.000 en 2019 y déficit de -795.000 TM en 2020. Como no hay inventarios suficientes para absorber esos déficit, el balance debe ajustarse vía alza de precio del cobre”, anticipaba en su informe anterior.

 

 

 

 

Fuente: Pulso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *