breaking news

Museo a cielo abierto de San Miguel. LA POBLACIÓN MÁS LINDA DE CHILE

abril 1st, 2017 | by Mauricio Escalona
Museo a cielo abierto de San Miguel. LA POBLACIÓN MÁS LINDA DE CHILE
Artículos
2

Más de 50 años de historia cargan los muros de la población San Miguel, ubicada en la comuna del mismo nombre. En un entorno más bien oscuro y de escasa vegetación, se emplazan bloques habitacionales, que desde el año 2009 albergan murales llenos de colores. Murales que hoy traspasan las fronteras de Chile.

Por Constanza Martínez / Fotografías Mauricio Escalona Photography

La necesidad de devolver la vida a la población, para convertirla en un ícono turístico y de reactivación comunitaria fue lo que motivó a Roberto Hernández y David Villarroel, responsables del Centro Cultural Mixart, a crear el proyecto Museo a Cielo Abierto. “Un día, mientras caminábamos vimos un graffiti nuevo en los muros de la población y David, que hoy es el presidente del Centro Cultural, dijo ‘yo tengo amigos y con ellos podemos hacer un mural’, lo que me agradó mucho. De ahí parte toda esta historia”, comenta Hernández.

Murales_20120608-170

La iniciativa no estuvo exenta de dificultades. La población siempre había tenido graffitis y murales que la gente solía relacionar con lo político o vandálico.

A esto, se sumó la dificultad de definir quiénes decidirían si se pintaban o no los muros ciegos –sin ventana- de los blocks, de más de ocho metros de alto. “Una de las primeras cosas fue preguntarle a los vecinos, los convencimos asegurándoles que los resultados les iban a agradar. No teníamos los bocetos, cuando les sacamos la firma fue un acto de fe”, indica Roberto Hernández.

La adjudicación del Fondo Cultura Bicentenario el año 2010, por un total de 73 millones de pesos, permitió la elaboración de los 10 primeros murales, que incluyó el pago a los artistas. Con el material restante se han sumado otros 17 y se estima alcanzar un total de 30 o 31 obras.

Murales_20120608-136

En Mixart destacan que el financiamiento y apoyo permanente del Consejo de la Cultura y las Artes fue fundamental para concretar este proyecto, pero hoy sus metas apuntan a la empresa privada: “en 2 o tres años más, la población va a estar transformada. Queremos hacer más murales, pintar los edificios, arreglar las  plazas, iluminar… pero depende del apoyo que recibamos”.

Entre los artistas que han participado destacan Alejandro “Mono” González, connotado muralista de la Brigada Ramona Parra, que además se desempeñó como curador y director de arte, los colectivos AISLAP, Depanite y 12 Brillos y desde el extranjero el belga Roa, el francés Seth y el chileno radicado en Holanda, Kata Núñez. Los primeros 10 murales, incluidos en el proyecto original, siguen dos líneas: bicentenario e identidad local; Los Prisioneros, la feria, la utopía del niño en la casa del árbol, fueron algunos de los temas. De ahí en adelante, se dio libertad a cada artista.

Murales_20120608-78

Uno de los principales efectos que han causado los murales, ha sido la reactivación de la población. Si bien la comunidad ha naturalizado su presencia, cada vez son más los visitantes que llegan exclusivamente a disfrutar de las obras. A esto se suma el alto interés mediático que ha causado el Museo a Cielo Abierto de San Miguel. “Queremos ser la población más linda de Chile, algo tan simple como eso”, se aventura a pensar Hernández.

Hoy poco queda de la visión sesgada a la que debieron enfrentarse para intervenir los muros. Las pinturas son parte de ellos, de sus historias de vida y a partir de estas trascienden y se muestran a Chile y al mundo.

Murales_20120608-89

UNA POBLACIÓN CON HISTORIA

La población San Miguel, está delimitada al sur por Avenida Departamental, al norte por calle Carlos Edwards y pasaje O, al poniente por la Panamericana Sur y al oriente por la calle Gauss, conformando siete manzanas, con edificios de hormigón armado de 4 pisos que la delimitan hacia Departamental y Panamericana, y 3 tipos de casas de dos pisos, que la delimitan hacia el norte. Las construcciones han resistido estructuralmente sin mayores problemas el paso del tiempo y los terremotos.

Murales_20120608-25

Originalmente se llamaba Miguel Munizaga Mossino y nace como una población obrera del Servicio de Seguro Social. Las primeras familias residentes comenzaron a habitarla a partir del año 1960. En su gran mayoría, los jefes de familia eran obreros de la compañía manufacturera de productos de cobre MADECO y de MADEMSA.

Murales_20120608-173

Con la llegada de las primeras familias la vida en las calles era intensa y comunitaria. Y es precisamente eso lo que se quiere rescatar a través del museo y cada una de las actividades que se generan en torno a este.

Murales_20120608-115

Murales_20120608-93

2 Comments

  1. Alejandro Sánchez Fuentes says:

    Muchas veces pensé que las fachadas de los edificios debían ser intocables y que solo se mostraran como parte de un solo objeto…del objeto arquitectónico.
    Sin embargo, es indudable que este objeto dialoga fuertemente con su entorno, conformándolo y entregándole singularidad, por lo tanto pasa a ser parte de una unidad urbana con matices que caracterizan a sus habitantes y usuarios.
    El museo al aire libre es bueno para su entorno, para su gente, para los usuarios de su espacio público, para la mantención del objeto arquitectónico, estoy seguro que le hace bien a la ciudad, de cierta manera a través de este arte integra socialmente.

  2. Mauricio Escalona says:

    Concuerdo plenamente con tu comentario Alejandro. Gracias por darte el tiempo de compartir tus ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *